11 abr. 2018

Un despedida muy alegre!!!

Ayer, después de casi cuatro meses de convivir con ella, la despedimos con mucha alegría!!!

"Ella" es una mesa divina de una clienta aún más divina, Lili, que ya la conocerán por varios proyectos que hicimos juntas.
Esta mesa la hizo su abuelo hace muuuuuchos años; la conserva desde hace tiempo y quería arreglarla un poquito porque estaba a la intemperie, con la madera sucia, manchada y muy seca.
(las sillas que están atrás esperan su turno...jajaja)

 La subí al auto y me la traje a fines de enero; estaba prohibido tocarla o colocar algo arriba; casi le pongo un cartel de "no tocar" pero no hizo falta...

A la vuelta de las vacaciones comencé con mucho cuidado trabajarla; Lili quería lavar la madera y bajarla un poquito, porque la usaría en el balcón como mesa de centro, de apoyo y para comer algo.


No les puedo explicar el cariño que le tomamos a esta mesa; hasta marido no quería deshacerse de ella. Como la tapa se movía mucho la desarmé toda, encolé y volví a armar y atornillar. Entre las uniones de los listones le coloqué masilla para aprolijar la tapa y volví a lijar.

Las patas las corté 10cm como habíamos hablado y por último la protegí con varias manos de cetol.

Quedó más linda que nunca, impecablemente bella y con el espíritu intacto!!!

Ayer por fin pudimos coordinar la entrega, acá está antes de salir de casa.
Amo los muebles simples y con mucha historia; son los más lindos de trabajar!!!


Gracias Lili por volver a convocarme para renovar esta mesa tan pero tan linda!!!

Feliz miércoles!!!

No hay comentarios

Publicar un comentario

© Roxi Ameduri Marchettini
Maira Gall