3 sept. 2010

Decorados de Buenos Aires

Ayer tuve que visitar el centro porque tenía un trámite que realizar, y no tenía opción; ir o ir.
Así que me adentré a esta aventura que hacía varios años no realizaba. Llegué al lugar y esperando tomé unas fotos, un día frío y lluvioso.


Terminado mi trámite, decidí recorrer un poco esa pequeña parte de la ciudad, y mirar desde otra perspectiva; la gente que pasaba apurada, fastidiada por la lluvia, los colectivos y autos impacientes por el tráfico y la lluvia, y detrás como una escenografía montada…”El Teatro Colón”.


Y allí me fui... caminando bajo la lluvia, sin apuro. De repente me encontré en Diagonal Norte y entre edificios, árboles y el caos de la ciudad llegado el medio día; mimetizado con el gris del cielo, un ícono de Buenos Aires… “El Obelisco”, firme, intacto.


Finalmente llegué a mi destino (después me di cuenta que no iba a ser el único). Me encontré con la placa que lo declaró, en 1989, Monumento Histórico Nacional.



Por la calle Tucumán hay una entrada, ingresé y pregunté si se podían hacer visitas guiadas ... están programadas a partir del 21 de septiembre, me respondió el gentil hombre de seguridad. El teatro estuvo cerrado por reformas y fue reinaugurado para el Bicentenario de la Patria.

Pedí permiso para tomar unas fotografías y hacer mi propia visita guiada por el vestíbulo.


Y al salir, otras fotos…seguía lloviendo…





La lluvia iba a ser mi compañera durante todo el paseo.




El cartel de la calle indicaba dónde estaba, y detrás…”El Palacio de Tribunales”… esa sería mi segunda parada...






El reloj indicaba la hora del almuerzo…



La estación de subte se decoraba con los paraguas que pasaban caminando...


Seguí caminando y en la esquina de Corrientes y Uruguay, en la vereda, una placa que mantiene viva la memoria.

El domingo 24 de agosto de 2008 se colocó una baldosa en homenaje a Miguel “Chufo” Villarreal, militante de Montoneros, sobre la Avenida Corrientes en la entrada de la estación Uruguay de la línea B, el último lugar donde el “Chufo” fue visto con vida.

Pensé en tomar el subte, pero decidí seguir caminando…la tercer parada “El Teatro General San Martín”.

Entré y encontré en el fondo, casi como escondido y con poca luz un mural realizado con mosaico veneciano, acompañado por un piano a la espera de algún amigo que lo ayude a recobrar vida...



Una salida con sabor a historia, recuerdos, teatro, música, memoria…

...espero que la hayan disfrutado tanto como yo.

10 comentarios

  1. A pesar de la lluvia se ve una ciudad preciosa,
    Bss

    ResponderEliminar
  2. Que lindo paseo!!
    esta buenisimo tomarse el tiempo y hacer de turistas en nuestra propia ciudad!!
    Gracias por compartir el paseo con nosotros!

    ResponderEliminar
  3. Qué buenas fotos mujer, Me encantó la de la entrada del Colón con el techo de hierro, es una maravilla ese techo. Toda una aventura la tuya. Te cuento que a mi se inundó el taller y no pude entrar, espero hacerlo hoy !! besos mil !!

    ResponderEliminar
  4. Roxi, muchísimas gracias por esta vuelta a pié por Buenos Aires! Me ha encantado!!
    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Hola Roxi! Qué lindo paseo por la ciudad, sobre todo por que no me tuve que mojar!! jajaj
    Yo tengo recuerdos lindísimos del Teatro San Martín, solía ir los fines de semana, me acuerdo que había funciones gratis que nos venían al pelo cuando estábamos en la facu y no teníamos $!! Al Colón nunca fuí, esa materia la tengo colgada!

    ResponderEliminar
  6. Muy buenas fotos!!! Te felicito Roxi, Buenos Aires cambia, segun como la miremos. cariños, Graciela

    ResponderEliminar
  7. wow qué hermoso recorrido virtual te mandaste!!! preciosas fotos... besitos

    ResponderEliminar
  8. Que lindo Roxi tu paseo por nuestra querida Buenos Aires bajo la lluvia...creo que su centro es así, un poco gris pero particularmente bello.!! Besos, Gloria.

    ResponderEliminar
  9. Hermosas fotos y excelente redacción!! me dí un paseo hermoso!!gracias por hacer cultura!! quiero más!!!
    Besoteeee

    ResponderEliminar

© Roxi Ameduri Marchettini
Maira Gall