6 abr. 2011

Las sillas del abuelo

Estaba diseñando el cuarto de Isabella, sabía que una silla iba a hacer falta para su escritorio;
cuando me acordé que en la pieza de arriba había varias olvidadas.
Como son de mi mamá le pregunté si podía reciclarlas, "si, claro" fue su respuesta,
"esas sillas las compró tu abuelo"...


"...cuando se casó, imaginate cuantos años tienen..."


En un segundo me vinieron a la memoria los almuerzos, cenas, tareas,
estudios, tardes de dibujitos, juegos al elástico
muchos momentos en que esas sillas fueron parte de mi infancia.

Ahora una de ellas iba a formar parte de la infancia de mi pequeña...


Con un poco de pintura, nuevo tapizado, mucho amor y recuerdos
sigue escribiendo la historia... 




Su compañera obtuvo el mismo tratamiento de reciclado y amor 


Nuevo tapizado decorado con puntilla
acompaña un pequeño almohadón realizado en lienzo, terminaciones con flecos
y pintada la hermosa coronita de  Marce...


...llena de recuerdos un rinconcito de mi habitación.


"El recuerdo es el perfume del alma"
George Sand

Te propongo perfumar esta semana con hermosos recuerdos

5 comentarios

  1. Roxi , qué bien quedaron y qué buenas fotos ! increíble lo que hace la pintura y la imaginación !me encanta el cambio en la página.

    ResponderEliminar
  2. Qué lindo rescatar esas cosas que están llenas de recuerdos. Como bien lo dijiste, que sigan escribiendo la historia y ahora forme parte de los nuevos recuerdos de otra generación. La color lila me encantó. Besos.

    ResponderEliminar
  3. Roxi, las sillas quedaron estupendas, me gustan mucho esas fotos antiguas, tambien guardo algunas. Que lindo es poder reciclar los recuerdos, para tenerlos siempre presentes, cariños, Graciela

    ResponderEliminar
  4. Hola Roxi,

    Tus sillas quedaron geniales, me encantó tu toque personal!!! Que bueno que ahora tenés sillas con historia!!
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Hola Roxi, nada más emocionante y lindo que rescatar los recuerdos materiales de la familia, verdad?? Haz hecho un trabajo precioso con esas sillas que compró tu abuelo!!!
    cariños

    ResponderEliminar

© Roxi Ameduri Marchettini
Maira Gall