20 feb. 2012

Proyecto HUM - Tu propio recuerdo

De las vacaciones también me traje arena blanca.
Para asegurarme que en la valija no se desparramaría la guardé en un tubito de papas fritas, dentro de una bolsa, dentro de la valija.
Por suerte no se abrió y la arena llegó a salvo.

Después de tantos días necesitaba poner mis manos a trabajar


algún pedacito de tela y sellitos


Colocás la arena dentro de la botella y algún caracolito


a la tapa le ponés pegamento y por arriba una lluvia de arena, esperás que seque.

Alrededor de la botella colocás la tela estampada
(podés ponerle una gotita de pegamento para que no se mueva)
alrededor hilo sisal y una caracola pequeña como detalle final


Y ya tenés tu propia botella de arena.



Mañana no se pierdan en diario de viaje este lugar paradisíaco.


FELIZ LUNES!!!
A DISFRUTAR DEL FERIADO!!!!

8 comentarios

  1. Hola Roxi, que buena idea!!! Súper útil para guardar y perpetuar esos recuerditos que traemos de los viajes.
    Un abrazo,
    Piedad

    ResponderEliminar
  2. Te quedó re linda, Roxy!...me parece reconocer ésos sellitos...jajajaja

    Te cuento que a mi hijo ya hace rato que le gusta lo vintage, lo bien retro precisamente, es más cuando alguien dice poné algo de música se aparece con la pila de vinilos y el tocadisco!!

    ResponderEliminar
  3. ahh qué precioso te quedó! y esa negrita es un amor jaja!
    Beso Roxi! Linda semana!

    ResponderEliminar
  4. Esa arena blanquita y finita, dá gusto tenerla siempre bien a la vista!
    Besito y muy buena semana11

    ResponderEliminar
  5. Como me gustan esas botellitas!
    si fuera una película romántica seguro me la encontraría en el mar.
    un beso
    Ayez

    ResponderEliminar
  6. Hay la botellita DIVINA!
    Y no veo la hora de ver las fotos!!
    te dije q te vi RADIANTE en las fotos no?
    baci baci
    Anabella
    Little Things

    ResponderEliminar
  7. Esaaa me encantó!!! muero por ver fotis del viaje. Besote!!!
    Dani

    ResponderEliminar

© Roxi Ameduri Marchettini
Maira Gall