24 feb. 2016

Darse cuenta de la creatividad

Animarse a realizar algo que nunca hiciste tiene sus ventajas y desventajas, como la mayoría de las cosas, pero si la creatividad está al alcance de tu mano, no hay que desesperar.
 Por un lado te dejás sorprender con el proceso porque todo es nuevo y por otro te das cuenta que no tenés los elementos necesarios para hacerlo; y ahí es donde la creatividad toma protagonismo.



La creatividad aparece en es ese momento de desesperación, donde ya tenés todo listo y te diste cuenta que te faltaba lo más importante, "...pero la p#%&#, cómo no me di cuenta..."; si todavía te queda un minuto de serenidad surgirá tu facultad de crear instantáneamente.


También te das cuenta que esos elementos que no tenés te hacen la vida más fácil, pero no hacen a la diferencia en el resultado final. Que a veces  la diferencia está en cómo nos tomamos esos "pequeños" momentos de "...y ahora qué hago?..."; para esa pregunta tenés dos opciones:  

a: abandonar a la mitad del camino, sin siquiera intentarlo

b: asumir el riesgo y confiar que va a salir bien, improvisando y creyendo en nuestra creatividad 

Divertite, improvisá, asumí riesgos, experimentá, equivocate, nada puede salir mal 
y si algo no sale de la manera imaginada por lo menos te divertiste!!!

Buen miércoles!!!

1 comentario

© Roxi Ameduri Marchettini
Maira Gall