12 sept. 2016

Un pie en la habitación

 Buen día!!!
Antes que nada quiero agradecer todo el cariño que me hicieron llegar ayer, por el día de mi cumpleaños, a través de mensajes y llamados. Me da mucha alegría saber que están ahí, del otro lado, y poder compartir el día a día es muy gratificante!!!

Y dentro de estas satisfacciones diarias, entran los desafíos cumplidos; esos que se dan sin pensarlo (y como fiel virginiana me cuesta no pensar tanto)

El caso es que la diosa de Maru me escribió que tenía unos bolos muy vintage que había conseguido en un remate y quería un pie de cama para la habitación de su hijo menor con esos bolos de patas. "Dale, genial" le respondí, era imposible negarme a tal pedido, ella es un amor, Santino es un bombón y los desafíos me gustan cada vez más. Nos juntamos en su showroom (para las que no lo conocen no se pueden perder la experiencia #teabrazoconaromaavainilla) y me llevé los bolos/futuras patas.

Antes de irme, me mostró la habitación, un encanto! Madera, celeste, detalles en rojo y azul, bien estilo navy; "lo quiero en pana color azul, pero un azul lindo, vos sabés, así que elegilo vos".

Llegué a casa y me puse a dibujar el pie de cama, llamé a mi carpintero Fede, otro genio, y en la semana le llevé los bolos y le dije como lo quería.
Unas semanas después el pie de cama estaba listo; siiii los bolos se habían convertido en patas; qué felicidad!!! Cuando el dibujo se vuelve realidad la emoción te invade por completo y el dibujo se vuelve sonrisa. Cuando lo fui a buscar era tal cual lo imaginado y dibujado, mi carpintero es un genio!!!


Ni bien vi la pana azul dije, "éste es el azul lindo que quiere Maru". 
Después de varios días de trabajo el pie de cama ya estaba casi listo, sólo faltaban los botones para terminar el capitoné; estábamos entre natural, rojo y celeste y blanco, no fue una decisión fácil, pero logramos definirlo, va, en realidad lo definió el futuro dueño: rojo y celeste y blanco.

"Ya está listo, avisame cuando estés y voy" le escribí a Maru
"llevo la cámara y hacemos unas fotos"
Y así fue, después de unos mates y ponernos al día, subimos a la habitación de Santi, el pie de cama quedó increíble, mejor de lo imaginado!!!

No sé si era el sol que entraba por la ventana, la alfombrita o el canasto de los juguetes pero se veía más lindo que nunca. Maru me contó que la mesa de luz y una banqueta roja eran de Marce y los canastos para juguetes de Anita. Bien navy!!!
(la pequeña que se ve por ahí es mía, no podíamos hacer que salga, se había perdido en los jueguetes, casi que la tenemos que sacar de los canastos...ajaja)


El pie de cama ya había encontrado su lugar, sólo quedaba esperar que Santi volviera del cole para ver el regalo de su mamá. Mientras tanto, nadie mejor que Woody para cuidarlo!!!


Gracias Maru una vez más por tu confianza, es un placer trabajar con y para vos!!!

Buen lunes!!!

1 comentario

  1. Las genias en acción: Maru tuvo una excelente idea y vos pusiste tu talento para hacerla realidad. Bravo!!

    ResponderEliminar

© Roxi Ameduri Marchettini
Maira Gall