14 jun. 2011

Hecho con ... AMORRRRR

Era una tarde de frío y llovizna,
de esos para quedarse en casa durmiendo la siesta...
pero cuando tenés una pequeñita dando vueltas por toda la casa,
 la siesta no es un buen plan

Mientras ella se divertía gastando las puntas de sus lápices de colores y
recortaba cuanto papel tenía a su alcance para hacer un collage 
dije "yo también quierooooooo"

Buscando quien sería mi próxima víctima,
apareció, dentro de una bolsa escondida en el armario
y si... hoy era su día de suerte y el mío también...


Con un viejo pantalón de Adrián, que había separado para regalar, porque ya no usaba...
lo que él no sabía es que todo pasa antes por el control de calidad
y ese pantalón no se fue...


Dibujé cada letra, las recorté y empecé a coserlas...


estaba tan entusiasmada que me olvidaba de las fotos...




Presentadas cada letra en su lugar y con las fotos listas
continué con mi "juego"


Su suerte había cambiado
y mi tarde también...


Cuadrito en arpillera  hecho por Isi en el jardín
Muñeca de cuando era niña "Marilú"
Almohadón amor

"Hay cosas que no tienen precio
porque están hechas con AMOR!!!!

FELIZ SEMANA!!!

7 comentarios

  1. bellisimo,roxi!!!aunque no te deje comenterio,siempre veo tus entradas,y me encanta como siempre,de las pequeñas cosas cotidianas,haces cosas preciosas con AMOR!! me gusto,buena semana!!cariños monica

    ResponderEliminar
  2. Roxi me diste una hermosa idea para el día del padre así que a buscar telas gracias!
    cariños Natalia

    ResponderEliminar
  3. Jajajjajaa buenísimo!!!! Quedó divino!!!!! Me encantaron las letras. Un beso!

    ResponderEliminar
  4. Esas pequeñas cosas son las que nos cambian la vida.

    ResponderEliminar
  5. hasta la Marilú está chocha con la colaboración involuntaria de Adrián jajaa, te quedó hermoso!

    Feliz dia del blogger Roxi, acabo de enterarme y postearlo! podés creer?

    ResponderEliminar
  6. Que buena idea! me encantan las cosas recicladas, no hay nada mejor!

    ResponderEliminar

© Roxi Ameduri Marchettini
Maira Gall